viernes, 3 de diciembre de 2010

Una Cancion y Un Poema...

"Viviendo intensamente, cantaré suavemente una cancion a tu oido, las flores cantaran conmigo y tu piel de petalos se cubrira de luces sagradas y Amor"

jueves, 28 de octubre de 2010

Retrato de Manson en Exposicion de Fotografias

México, 22 oct (EFE).- Fotografías de artistas como Madonna, Elton John, Marilyn Manson y las modelos Giselle Bunchen y Heidi Klum integran la retrospectiva que reúne en Ciudad de México 23 años de trayectoria del fotógrafo inglés Rankin. "Rankin es sin duda uno de los fotógrafos más versátiles, dinámicos, innovadores y enigmáticos del Reino Unido y sus poderosas imágenes son ya parte de la iconografía contemporánea", aseguró hoy en la inauguración de la muestra el director del British Council, Chris Rwalings. "Rankin Live México" es el nombre que recibe la exposición que con una treintena de fotografías de gran formato engalanará a partir de hoy y durante los próximos meses el Paseo de la Reforma del Distrito Federal, principal avenida de la ciudad. Ahí el también editor y director de cine muestra imágenes selectas de grandes figuras de la cinematografía, la moda y la belleza que posaron ante su lente vestidos de gala, con trajes informales, pintados de la cara, sin maquillaje o simplemente desnudos. Las fotos, acomodadas en grandes estructuras triangulares, muestran al artista Adrien Brody con traje casual, a la cantante Madonna y a la modelo brasileña Giselle Bunchen, que luce sus curvas con unos vaqueros y un top a rayas. En el corredor de la avenida Reforma están también el cantante inglés Elton John atiborrado de aretes y collares, un semidesnudo Robbie Williams y Marilyn Manson que hace gala de sus dientes de oro. Además la cantante australiana Kylie Minogue, la modelo estadounidense Claudia Schiffer y la esposa de Rankin, Tuuli, entre otras. La exposición forma parte de un proyecto que Rankin realizó hace unos días en México por las celebraciones del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución en el que noventa celebridades mexicanas y gente "común y corriente" posaron ante su lente. Estas imágenes mexicanas las unió a retratos que tomó de la reina de Inglaterra, el cantante Justin Timberlake y el inglés Mick Gagger y las exponen en el Centro Cultural Indianillas de ciudad de México. Rankin nació en Glasgow (Inglaterra) en 1966 y estudió fotografía en el London College of Printing. Alcanzó fama mundial con el lanzamiento de la revista "Dazed and Confused" y a lo largo de su carrera ha contribuido en la industria de la moda, el cine y la imagen pública.

sábado, 6 de febrero de 2010

Cisarro y Los Niños de La Historia

A lo largo de la historia, una de las figuras más misteriosas y oprimidas por el universo social ha sido el niño. Producido, escrito y descrito por el poder de las instituciones –la familia, la escuela, la iglesia, el trabajo- su presencia social estuvo ligada a la categoría de objeto y no de sujeto. Administrado por las ideologías se construyó el niño “oficial” que poco o nada tenía que ver con la realidad social masiva de la infancia, marcada por el trabajo precoz de carácter esclavista, los abusos sexuales y la violencia física. Pero el racionalismo del siglo XVIII abrió un nuevo escenario y los tiempos se encargaron de desalojar la violencia explícita (escolar, familiar) como condición “natural” y, más aún, deseable para una buena formación social. Hoy el niño es configurado según los dictámenes de los grupos dominantes: la burguesía y su correlato económico el capitalismo. Fue este sistema el que hacia finales del siglo XX decretó que el niño tenía derechos específicos y de esa manera alcanzó el estatuto de sujeto cuando se puso límites particularmente a la familia que ostentaba el absoluto control del alma y del cuerpo del niño. Esos derechos fueron establecidos por el sistema justo cuando el mercado globalizado diseñó y atrajo hasta sus redes al “niño consumista”, ese niño que ya no aspiraba a los juguetes de madera o de cuerda ni menos a heredar la ropa usada de sus hermanos. El ultra mercado primero generó y luego capturó el deseo del niño y lo transformó en un cliente preferencial. Se abocó tanto al lujo como a la copia del lujo, y no desechó aún la falsificación de las marcas: celulares, computadoras, ropas, vajillas, muebles, accesorios de alto diseño, son las ofertas que rondan y modelan los imaginarios infantiles. La instauración efectiva de los derechos del niño coincide con su ingreso masivo al ultra mercado como consumidor pleno y es ese consumo el que rompe su categoría de objeto y lo califica como un sujeto con derechos, en la medida que incrementa de manera notable las ganancias. Mientras los derechos de los niños se erigen como centro en un mundo que se desea humanista, la ley se deja caer sobre el (otro) niño para ficharlo y penalizarlo lo más precozmente posible, a ese (otro) niño que no compra sino que roba y rompe el pacto que cautela la propiedad privada. Pero ese (otro) niño a su vez es asaltado, “a cámara armada” permanentemente por la televisión y los discursos públicos que lo usan y lo exhiben para sembrar el pánico social, subir el rating y satisfacer a plenitud a los auspiciadores. Ese (otro) niño es mostrado como un mero objeto social; mudo, desconocido, carente de subjetividad, en suma un “mal” salvaje que profundiza el terror de la mirada (burguesa) hacia los sectores populares donde se puede inferir que “hasta los niños son criminales consumados”. Sin ética alguna, la suma de voces han convertido al niño delincuente en un paradigma social despreciable y, de esa manera, reproducen y multiplican no sólo la inequidad (Chile es uno de los doce países más desiguales del mundo) sino fomentan en la población marginalizada un comprensible resentimiento. El Cisarro, actual y fugaz protagonista noticioso, es enteramente una víctima social, no sólo por sus condiciones familiares y culturales sino que se ha constituido en un cuerpo explotado por los espacios mediáticos, por la derecha política, por la `policía, por el gobierno y por el Estado. De manera vergonzante han usado y abusado de su imagen para establecer pedagogías falsas, amenazantes o zalameras. El Cisarro, un niño de 10 años, existe como imagen porque su captura provocó la solidaridad de sus pares, los “otros” niños que buscaron devolverlo al espacio de la calle. Fue ese gesto y esa gesta infantil -que cita los operativos de liberación de los presos políticos- la que propició el escándalo. Existe en el Cisarro un eco político que perturba y atrae a la opinión pública. Pero el Cisarro ya está escrito. Hace mucho tiempo lo narró de manera impecable Alfredo Gómez Morel en su novela de formación del niño delincuente: El Río. Un río que suena, resuena y nos trae las mismas dramáticas piedras casi cincuenta años más tarde. Fuente: THE CLINIC.Cl

21 Consejos Para Mantenerse Saludable

1.-Olvídate de la edad cronológica, es sólo un número. 2.-Mejora tus relaciones con los que te rodean, mejorará el aspecto de tu piel. 3.-Satisface tu sexo, hazlo creativo. Si cortas de cintura para abajo, provocas un desequilibrio insano. 4.-Juega por jugar, diviértete con lo que te gusta hacer. Cumple algún sueño infantil. 5.-Cuida tu alimentación, disfruta con ella, no te excedas en nada y equilibra las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas. 6.-Muévete, camina, nada, practica algún deporte. Ve probando hasta que encuentres lo que mejor le sienta a tu cuerpo. 7.- Aprende a ver en cada enfermedad un maestro, en cada bache de la vida una lección que aprender. 8.-Estés en la etapa de tu vida que estés, nunca renuncies a tus deseos. 9.-Aprende cada día algo nuevo, es un seguro contra enfermedades neurodegenerativas. 10.-Exprésate y escucha a los demás, abre nuevos canales de comunicación. Aprende a utilizar las nuevas tecnologías. 11.-Practica algún arte. Si no lo has hecho nunca, busca un maestro e imponte una disciplina. Disfrútalo. 12.-Aléjate de personas tóxicas, procura estar al lado de quien amas. 13.-No contamines tu cuerpo con lo que le perjudica. 14.-Abre tu corazón, no digas siempre “yo pienso”, incluye en tus mensajes “yo siento”. 15.-Haz todos los días algo diferente. Toma caminos distintos, tira lo que no te sirva, renueva tu vestuario, desordena alguna de tus rutinas, prueba a entrar en lugares nuevos. 16.-No te autolimites en la forma de vestir, en la decoración de tu casa, en la música que escuchas… todo lo que hace disfrutar, si no hace daño, está disponible para todas las edades. 17.-Encuentra todos los días una noticia positiva y compártela con alguien. 18.-Practica la bondad y el desapego. 19.-Aprende a recibir. 20.-Juzga menos (mejor nada), ama más. 21.- Vive cada momento, pero si tu mente viaja en el tiempo que sea más hacia el futuro que hacia el pasado.